Rincón exquisito

Información

Este artículo se publicó el 25 dic 2011, dentro de la categoría Internacional, Mis rincones.

Current post is tagged

Bled en Eslovenia

En Agosto de 2010 estuve en Eslovenia. Es un maravillo país que te hechiza.

En el norte visité la ciudad de Bled, una auténtica joya en la que perfectamente podían haber comenzado los cuentos de hadas.

El lago tiene una isla en el medio a la que sólo puedes llegar en barca, hay un montón de barcas que te llevan, pero la gracia está en alquilarte tu propia barca e ir remando hasta allí, atracas tu barquita y subes unas escaleras hasta la iglesia.

Es tradición que los novios de las zonas cercanas a Bled, vayan allí nada más casarse y el novio suba a la novia por las escaleras, para que su amor sea eterno, ¿es o no es una historia de cuento?

Desde la isla ves la ciudad, estás en medio del lago, los Alpes Julianos te rodean y se ve el Castillo blanco con los techos naranjas y sólo escuchas el agua y los pájaros, un lugar donde se respira tranquilidad y relax.

A la vuelta, visita obligada al castillo que está sobre un acantilado, posición desde la que vigila la ciudad.

Se sube por un bosque, que te va poniendo en situación y el castillo es impresionante.
Alrededor del patio se sitúan las estancias del castillo con exposiciones en la que puedes ver la forma de vida a lo largo de los años de los eslovenos, como eran, como trabajaban, qué comían y las armas que usaban, entre otras cosas.

Sin embargo, una de las cosas que más me gustó fue la tienda del Boticario, en la que había un auténtico boticario, vestido de época, en una estancia con millones de botes y preparados para todas las dolencias posibles, donde olía a especias y miel y donde podías comprar de todo para arreglar todos tus achaques.

Bled, un destino más que recomendable en cualquier época del año. Todo nevado también tiene que ser increíble, todavía más de cuento, si es que se puede…

¿Dónde está?

Deja un comentario